17 sept. 2016

Gracias profes de primaria de mi hijo!!

Hace 6 años mi hijo comenzaba una nueva etapa en un centro de primaria de nuestro pueblo. Fue a ese centro porque es el centro al que iban a ir los compañeros de la escuela de infantil de mi niño. Un centro pequeño en las afueras de Cambados. Veníamos de estar en una escuela de infantil (antigua unitaria) donde habían puesto un listón muy alto ya que se hizo un trabajo magnífico con mi peque y con todo el grupo de niños que lo acompañaba.
Más de una vez he hablado en este blog del centro, los principios fueron duros para el centro y para nosotros ya que como sucede en muchos casos los colegios ven a las familias como enemigas y porque el equipo directivo de aquel entonces no tenía como prioridad la inclusión.
6 años después y tras muchas reuniones, algunas discusiones pero sobre todo un giro radical del colegio cara a la inclusión de calidad y efectiva de los niños con diversidad solo tengo una palabra: GRACIAS!!
Poco me parece decir gracias por tanto y tanto trabajo de tanta calidad, poco es decir gracias por todo el cariño y comprensión con la que habéis tratado a mi tesoro, poco es decir gracias por todos vuestros desvelos, vuestro gran trabajo, vuestra capacidad de adaptar, modificar metodologías, tiempos, exámenes, jjuego en el patio, confeccionar actividades inclusivas (TODOS participan en TODO lo que se hace en el cole).Gracias por tenernos en cuenta, por esa coordinación constante con la familia, por el esfuerzo de destinar todos los apoyos que pudisteis. Gracias por ayudar a mi chico a crecer y madurar rodeado de un grupo de chicos y chicas maravillosos. Poco es decir gracias por recibir imágenes como esta

Y otras muchas que guardo en mi retina...
Hoy sin ir más lejos he estado en el Instituto en el que acaba de empezar la ESO para reunirme con su orientadora y su nuevo tutor. Cuando salí de la reunión acababan de bajar al recreo y me lo encuentro en el jardín con buena parte de sus compañeros de primaria, muchos se acercan a mí para saludarme y contarme emocionados y nerviosos lo que ha pasado estos primeros días. Allí estaban como una piña!! Son muy buenos chicos y chicas pero sé que detrás de ello hay mucho buen hacer y trabajo de sus profesores de primaria y como no, de sus familias.
Estos días ando preparando una ponencia para unas jornadas sobre inclusión que organiza el Centro de Formación del Profesorado de Pontevedra, muchas de las herramientas que nombro en esta ponencia no vienen de mi experiencia como maestra y ahora directora sino de lo que  habéis hecho en vuestro cole, sé que sois muy humildes y queréis pasar desapercibidos pero vosotros sois los que deberíais estar en estas jornadas contando todo vuestro buen hacer.
Gracias a vosotros hemos respirado durante los años de primaria, ahora toca empezar un nuevo camino, una nueva etapa y aunque es positivo y debemos mirar siempre adelante jamás olvidaremos los buenos años y los maravillosos momentos que nos habéis brindado.
Cada reunión, cada momento de coordinación, cada instante que he pasado hablando de mi hijo con vosotros ha sido un regalo, siempre me habéis escuchado, pero sobre todo habéis escuchado a mi hijo y habéis contribuido TODOS y TODAS a que sea el chico feliz y seguro de sí mismo que hoy es.
Estoy con mucho miedo, con mucha inseguridad porque la secundaria es otro mundo, porque es comenzar de nuevo, porque estas edades son complejas, porque es un centro muy grande donde él es uno de muchos, porque hay mucho alumnado y profesorado que probablemente no están preparados para recibirlo y entenderlo. 
En estos momentos lo que más seguridad me da es el grupo de amigos y compañeros  y todo lo que habéis preparado el curso pasado para el aterrizaje en secundaria.
Nunca os olvidaremos, y por muchos años que pasen nunca olvidaré los grandísimos profesionales que he tenido la suerte de conocer y a los que dejé en sus manos a un peque travieso, inquieto y dulce que me habéis devuelto hecho un hombrecito  crítico, despierto y con el mayor tesoro que se puede tener en estas edades, un buen grupo de amigos/as que lo entienden y lo protegen.
Otra escuela es posible si familias y centros educativos caminamos juntos y mi hijo y yo hemos tenido el honor de conocer una de ellas. 
Con todo nuestro cariño y admiración nos despedimos de vosotros aunque siempre estaréis en nuestro corazón y mente!!

GRACIASSSSSSSSSSSS

1 comentario:

Unknown dijo...

Me has emocionado!! Tus palabras describen perfectamente la realidad que Alberto ha vivido los últimos años, ha sido un niño que iba al colegio feliz a aprender, a divertirse y a desarrollarse como persona. También me uno a la felicitación.