17 mar. 2009

Un viaje a Italia.Pero...¿qué hago en Holanda?


Hace tiempo que me hablaron de esta narración y por fin ha caído en mis manos. Emily Pearl Kinsgley, escritora del programa de TV "Barrio Sésamo" y madre de un niño con Síndrome de Down, escribió este cuento para contar la experiencia de educar a un hijo con necesidades especiales.
"Esperar un bebé es como planear un fabuloso viaje de vacaciones a Italia: compras muchas guías de turismo y haces unos planes maravillosos: el Coliseo, el David de Miguel Ángel, las góndolas de Venecia... También puedes aprender algunas frases en italiano. Todo es muy excitante.
Después de meses de preparación, finalmente llega el día: haces las maletas y estás muy nervioso. Algunas horas después, en el avión, la azafata dice:
"Bienvenidos a Holanda".
"¿Holanda?", preguntas."¿Cómo que Holanda? ¡Yo pagué para ir a Italia!
Toda mi vida he soñado con ir a Italia."
Sin embargo, ha habido un cambio en el plan de vuelo, el avión ha aterrizado en Holanda y ahí te tienes que quedar. Así que tienes que salir y comprar nuevas guías de turismo, incluso tendrás que aprender un idioma nuevo.
Lo importante es que no te han llevado a un lugar horrible: se trata, simplemente, de un lugar diferente. Es más lento y menos deslumbrante que Italia. Perodespués de pasar de pasar allí algún tiempo y de recuperar la respiración, empiezas a mirar a tu alrededor y te das cuenta de que Holanda tiene molinos de viento, tulipanes, incluso Rembrandts...
Pero todos tus conocidos están ocupados yendo y viniendo de Italia, presumiendo de los días maravillosos que han pasado. Y durante el resto de tu vida, te dirás: "Sí, ahí es donde se suponía que iba yo. Eso es lo que yo había planeado."
Este dolor no desaparece nunca, porque la pérdida de este sueño es una pérdida muy significativa.
Pero si malgastas tu vida lamentando no haber ido a Italia, nunca podrás ser libre para disfrutar de lo que es especial: las cosas encantadoras que te
ofrece Holanda.

10 comentarios:

Tolinha dijo...

Tranqui Cuca, ya sabes que en Holanda venden una hierba especial que te hace ver las cosas de otro color ;) jijijiji

Creo que todos deberiamos leer ese libro, me lo apunto.

Besitos guapa

Esther dijo...

Desde luego cada dia estoy mas contenta de haber llegado a Holanda y de conocer a tanta genta tan maravillosa y es que Holanda es muy enriquezedora.

Besos

Maite dijo...

UY! cuando he visto el título pensé que estabais planeando las vacaciones jajaja
sisisi ahora recuerdo que me pasaron ese texto!
No sabía que era de la escrito de Barrio Sésamo. Gracias guapa.

Anónimo dijo...

También hay una continuación que se llama Celebrando Holanda y está muy bien, os la recomiendo!

MamideGlori dijo...

Este relato es muy bonito. Yo también lo puse en un post, porque me impresionó la franqueza con que explica todos los sentimientos contradictorios. Yo llevo unos años en Holanda y no me va tan mal, incluso me está empezando a gustar jajajaa.

Laura Gòmez Àlvarez dijo...

Leì la segunda parte. Es muy bueno el texto!!!

mamiago dijo...

niña!!! cómo andas? No paras!!! estoy ansiosa por conocer la información de la fiesta del sábado.

Fabi dijo...

Hola Cuca!!!!!
Realmente es un texto maravilloso por la sencillez con la que explica las cosas.
También lo puse en un post al comenzar a transitar el blog, y siempre lo tengo presente!!!
Besos
Fabi

Rosa aka Yaz dijo...

Yo soy una de las que fui a Italia, sin embargo, admiro sobremanera a mucha gente que han ido a Holanda y se han dado cuenta de que todo ocurre con un proposito, en este caso, entiendo que su crecimiento como ser humano, una vez han comprendido lo maravilloso de Holanda, es mucho mayor que el resto de los demas que viajamos a Italia y que la experiencia. Nuestros hijos no son nuestros, le pertenecen a la vida y siempre he pensado que los padres de niños especiales son cuidadosamente elegidos, porque no todo el mundo tiene la capacidad de llevar a cabo tan grandiosa encomienda como la de ser complemento para ese niño y las necesidades con las que llegan a esta vida. Estos padres son privilegiados y bendecidos, estoy segura de ello. Un saludito de parte de mi blog y por cierto, me gustaría que pasara por mi siguiente página en http://maestros-espa.blogspot.com/2009/03/premio_31.html y recibiera un regalito que tengo para tu blog.

Saluditos!

Anónimo dijo...

Cuqui, soy tu sobrina, ya sabes que yo literalmente he estado en Italia y en Holanda aparte de otros sitios un poco mas lejanos, que si son maravillosos...pero que cuando me voy a la Holanda de Cambados y veo a este enano sonreir y hablar con esa cara de pillo, elijo quedarme y me siento privilegiada de compartir ese viaje contigo , aunque sea con encuentros a cuenta gotas. Te dire que para ir a Italia no mucha gente vale, pero para ir a esa Holanda hay que ser especial, como tu. Un beso muy fuerte y no veas que ganas tengo de este viaje de Semana Santa.