26 sept. 2008

Justificación del título

Quizá os preguntaréis el por qué de este título. La respuesta es muy sencilla, como os he dicho casi me vuelvo loca leyendo todo lo que caía en mis manos sobre autismo y observé que en muchos artículos y libros se citaba a Temple Grandin, una autista de alto funcionamiento, que explica de maravilla su forma de percibir y entender el mundo a través de las imágenes, en su libro"Pensando en Imágenes".
Paralelamente en BATA hacían hincapié sobre la utilización con Alberto de apoyos visuales (pictogramas y gestos) que le facilitasen el acceso a la comunicación. Todo esto tenía lógica pues el niño mostraba desde muy pequeño una gran memoria visual (reconocía rutas, se acordaba de lugares, sabía donde estaban todas sus cosas...) y disfrutaba viendo dibujos, canciones acompañadas de imágenes, revistas, cuentos...en fin todo aquello que transmitiera información por el canal visual.
A modo de ejemplo veamos como inicia Temple su libro:
"Pienso en imágenes. Las palabras son como un segundo idioma para mí. Traduzco las palabras, tanto las habladas como las escritas, a películas de cine a todo color, acompañadas de sonidos, que pasan por mi mente como una cinta de vídeo. Cuando alguien me habla, sus palabras se me traducen instantáneamente en imágenes".
El poder da las imágenes se me ha confirmado en este año y medio, pues Alberto ha accedido al lenguaje oral almacenando en su cabecita imágenes con etiquetas (las palabras). La primera vez que vi esto claramente fue un día que le expliqué la secuencia de cosas que íbamos a hacer antes de ir a la cama (ducha, cenar, ver dibujos, cuento y dormir), el cogió mi mano señaló el pictograma de "ducha" y me llevó al cuarto de baño para señalarme la ducha sonriéndome y diciéndome "tuta". Me estaba diciendo: "tranquila mamá que ya entendí que esto es la ducha"...
Que conste que tuve mis dudas al principio pues los pictogramas implican un nivel elevado de abstracción y me parecían muy complicados para un niño tan pequeño, además me extrañaba que pudiese entenderlos cuando eran algo tan extraño para él y sin embargo no pudiese entender las palabras que eran algo tan familiar a sus oídos (desde que nació le hablaba durante horas, le cantaba, le susurraba...como hace cualquier mamá con su bebé).
Soy consciente de que no todos los niños autistas son iguales y que sus capacidades no son las mismas, pero lo que sí es un hecho es que la mayoría poseen buena memoria visual y en cambio fracasan en la auditiva. Con todo no tenemos porque partir de pictogramas ni tampoco saturarlos (vamos que eso de llenar todo de pictogramas ni se os ocurra) podemos empezar con fotos o incluso representaciones en plano de imágenes reales. Pero todo esto de forma gradual y de la manera más natural posible. Iré explicando con más calma como hacerlo.
Enlaces:
Temple Grandin

No hay comentarios: